Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Geología y Montaña

Travesía desde el refugio de Lízara a Candanchú (Pirineos aragoneses).

7 Octubre 2009, 15:45pm

Publicado por JGSs

Travesía desde el refugio de Lízara a Candanchú (Pirineos aragoneses).

El amor por la naturaleza nació en mi adolescencia, cuando comencé a ascender cumbres y a escalar montañas con el Club Alpino de Gijón, hoy integrado en la Agrupación Montañera Astur (AMA) Torrecerredo a la que pertenezco. Aquel deporte marcó mi vida, cuando descubrí que la geología era una profesión que podía ser ejercida en contacto con las montañas. Me apresuré a terminar esos estudios y, desde que los acabé, siempre he trabajado como geólogo, habiendo sido mis principales áreas de trabajo los Pirineos y los Andes Argentinos. Por lo tanto, soy un montañero transformado en geólogo. Así es que, como montañero, conozco perfectamente que el afán por alcanzar nuevas cotas es la característica principal de éste tipo de deportista. Por ello, una nueva cota que el montañero puede intentar alcanzar es la de comprender el contexto geológico en el que se mueve. En relación con esto último, hace tiempo que me ronda la idea de escribir una guía de montaña, que pueda ser utilizada por montañeros, y que describa rutas en las que se destaquen los aspectos geológicos. Asimismo, siempre me pareció que ésta empresa era muy difícil, por ello, voy a utilizar éste blog para hacer un primer ensayo y, si no sale del todo mal, quien sabe si se podría intentar componer esa guía. Desde luego que cualquier sugerencia o comentario que queráis hacer, será recibido con agrado.

Para estrenarme, voy a comenzar describiendo una travesía de montaña que por su belleza paisajística y  la claridad con la que se pueden observar los aspectos geológicos, puede ser un buen punto de partida. Se trata de la travesía desde el refugio de Lízara a la estación de esquí de Candanchú, en los Pirineos aragoneses. Esta travesía de casi 20 km, es de una belleza incomparable y muy frecuentada, pues es una de las rutas clásicas para ascender al Pico Bisaurín.

A mediados de los años 90, el IGME (Instituto Geológico y Minero de España) se ocupó de elaborar los mapas geológicos a escala 1:50.000 de la zona, en cuyos trabajos yo mismo participé junto a mi compañero y amigo Antonio Teixell [5, 1], que a la postre realizó aquí su tesis doctoral [2, 3, 4, 6]. Por tanto, se trata de una geología bien conocida.
Mapa topográfico indicando la travesía y las paradas a realizar.

 Pincha sobre el icono para ver el mapa a tamaño original.

De Lizara a Candanchú

Lo ideal es ir con dos coches, uno se deja en el parking de la estación de esquí de Candanchú y el otro se lleva al refugio de Lízara. Desde Jaca (Huesca) se sigue la carretera de Pamplona (N-240) hasta Puente la Reina, donde se toma el desvío de Hecho (A-176) hasta llegar al cruce de Aragüés del Puerto (A-2605), hasta donde llegamos. Se continúa la carretera hasta llegar al refugio de Lízara, donde dejamos el segundo coche. Si no se quiere hacer la travesía completa, entrando por Lízara se puede hacer la mitad del trayecto, solamente atravesando Sierra Bernera, hasta el valle de los Sarrios, y regresar por el mismo sitio.

Estructuras que se pueden observar: Debido a la colisión que se produjo entre la Península Ibérica y Europa durante el final del Mesozoico y el Cenozoico, y que fue responsable del relieve pirenaico, las rocas sedimentarias que existían en el fondo del mar que separaba estos continentes y que se encontraban horizontales, se deformaron por pliegues y fallas. A la vez, estas rocas pasaron de estar en el fondo de un océano a encontrarse en lo alto de las montañas. Las fallas que deforman estas rocas corresponden a un tipo especial, llamado cabalgamientos. Los cabalgamientos son fallas que se desarrollan horizontalmente, siguiendo los estratos sin deformar. Lo que provocan es que unas capas se coloquen sobre otras a la vez que se produce un importante acortamiento horizontal. Después las capas y los cabalgamientos son plegados.

Mapa geológico de la zona [5] con indicación de la travesía y sus paradas. La linea azul corresponde al corte geológico que se va a ir presentando a lo largo de la descripción. La leyenda del mapa, aparece debajo.

 Pincha sobre el icono para ver el mapa a tamaño original.

 Pincha sobre el icono para ver la leyenda a tamaño original.

 

Corte geológico por la Sierra Bernera [5] con la situación de las observaciones que se pueden realizar en cada parada.

Rocas que nos vamos a encontrar: En la primera mitad de la travesía nos vamos a encontrar tres tipos de rocas sedimentarias, bien estratificadas, que de más moderna a más antigua son:

-     Turbiditas de Hecho: capas decimétricas de areniscas y margas gris claro. Edad Eoceno.

-     Calizas del Paleoceno: calizas gris azulado muy claro y dolomías de parecidos colores y aspecto ruinoso. Edad Paleoceno.

-       Arenisca de Marboré: areniscas de color pardusco. Edad Cretácico.

En el paisaje no existe ningún problema para reconocer estas tres formaciones, pues destacan de una forma espectacular. Si alguna vez se ha visitado el Parque Nacional de Ordesa, se puede comprobar que las rocas que allí afloran son iguales a las de aquí.

Al hacer este recorrido, es recomendable llevar una libreta en la que podemos ir dibujando lo que observamos a nuestra derecha, e el sentido de la subida, de ésta forma se comprenderá mejor la estructura en su conjunto. Desde el refugio de Lízara se asciende hacia el norte. Enseguida se realiza la primera parada.


Parada 01: Desde aquí, se pueden observar los primeros cabalgamientos que afloran al sur de Sierra Bernera. Cabalgan las calizas del Paleoceno sobre las turbiditas del Grupo Hecho.

Unos metros más adelante, en el afloramiento al pié del camino, hacemos nuestra segunda parada.

Parada 02: Turbiditas de Hecho con clivaje, aparentemente asociado a los cabalgamientos. El clivaje es una pizarrosidad que adquieren las rocas  debido a la deformación dúctil.

Se continúa el camino hasta la fuente de la Fontfría, donde nos desviamos a la derecha. Cuando el camino gira nuevamente hacia el norte, mirando al este, tenemos ante nosotros el magnífico panorama de Sierra Bernera. Hagamos nuestra tercera parada.

Parada 03: Se observa el cabalgamiento principal de Sierra Bernera con un pliegue en forma de caja (de doble vergencia) asociado al cabalgamiento, desarrollado en las calizas del Paleoceno. La arenisca de Marboré está debajo, cortada por el cabalgamiento que se encuentra debajo de ellas. Por debajo del cabalgamiento, se sitúa de nuevo la caliza del Paleoceno y debajo del pliegue en caja, las turbiditas de Hecho. Por encima del pliegue en caja, se observa un nuevo apilamiento, debido a la existencia de otro cabalgamiento situado por encima y al que también va asociado un pliegue.

Continuamos nuestro el camino hacia el norte y llegamos a la cuarta parada.

Parada 04: Encima del camino se observa el mismísimo plano de cabalgamiento entre las areniscas de Marboré y las calizas del Paleoceno. Existen pocos afloramientos donde sea posible observar un plano de cabalgamiento. En este caso llama la atención como las rocas de encima y de debajo del cabalgamiento se encuentran casi indeformadas. Tan sólo se puede reconocer en las calizas un nivel de unos centímetros, donde la roca ha quedado triturada.

Se continúa por el angosto valle hasta que, tras unos tornos en el camino, llegamos a una pradera. Aquí se abandona el camino y se sube de frente, al alto que está justo delante de nosotros, donde haremos la quinta parada.

Parada 05: Desde aquí se puede observar la raíz de los cabalgamientos de Sierra Bernera, observados anteriormente. En el bloque inferior de los cabalgamientos se pueden ver las calizas paleocenas cortadas por los cabalgamientos que en esta parte no van paralelos a los estratos sino que los cortan en rampa.


Bajamos hacia el NE a retomar el camino que seguimos hasta casi la cabecera del valle, donde nuevamente asciende el camino hacia el oeste, hasta llegar a una pradera. Aquí, de nuevo tomamos asiento y observamos la ladera derecha del valle.

Parada 06: Se observan todas las capas, ahora sólo de areniscas de Marboré, y los cabalgamientos plegados por un sinclinal (Parada 06a). El clivaje se dispone paralelo al plano axial del sinclinal (es el plano bisectriz del pliegue). A partir de aquí, las capas están verticales y, hacia el norte, ya en el valle de los Sarios, veremos las que se sitúan por debajo de la arenisca de Marboré (Parada 06b).

Desde la parada 06a, se asciende hasta un refugio de montaña y continuando el camino, después de la Parada 06b, llegamos a una amplia pradera plana, que se encuentra ya en la cabecera del valle de los Sarrios. Se puede comer en el propio valle de los Sarrios, junto al río. Si llueve, podemos quedar en el refugio, situado unos metros antes de llegar a la Parada 06b. Llegados a este punto, si no se desea continuar la travesía, es un buen lugar para dar la vuelta hasta el refugio de Lízara. Desde aquí, también es posible tomar la canal que sale hacia el oeste y ascender al pico Bisaurín, de 2660 m. En caso de continuar la travesía, se sigue el camino hacia el ESE hasta el Ibón Viejo.

Entre las paradas 06 y 07, el camino discurre por un valle glaciar. Por el sur se levantan los paredones de la arenisca de Marboré que se dispone verticalmente en el flanco norte del sinclinal que pudimos contemplar en la Parada 06a. El camino discurre por las denominadas margas de Zuriza, de edad Cretácica, entre las que se encuentran algunas capas de calizas de espesores de una o dos decenas de metros. Estratigráficamente, las margas de Zuriza se encuentran por debajo de la arenisca de Marboré, estamos, por tanto, debajo de los cabalgamientos que vimos en la primera parte del recorrido (ver el corte geológico). En general, las margas de Zuriza están verticales, pero al tratarse de materiales fácilmente deformables, es frecuente encontrar pliegues, con el clivaje asociado, y pequeños cabalgamientos. Por la izquierda del camino, se levantan verticales las calizas de Larra, también del Cretácico y subyacentes a las margas de Zuriza.


Parada 07: Llegados al Ibón Viejo, en la ladera que se presenta a nuestro frente (mirando al E), se observa un corte de las margas de Zuriza, donde se reconoce una caliza plegada que, vista desde enfrente, se asemeja a un signo de interrogación. La capa de caliza, en realidad, está cortada por un cabalgamiento verticalizado al igual que las capas (es un retrocabalgamiento, pues se dirige hacia el norte).

Seguimos el camino, ahora hacia el norte, por un magnífico valle glaciar, de fondo plano. Así llegamos a la Parada 08.

Parada 08: Nuevamente, dirigimos nuestra vista hacia el este, y podremos contemplar unos pliegues apretados, inclinados al norte, afectando a las margas de Zuriza y con el clivaje asociado.

Continuamos hacia el norte y llegamos a un paso estrecho por el que descendemos hasta la parada 09. El paso estrecho corresponde a la salida del agua que baja por el valle de los Sarrios al atravesar las calizas de Larra. Llegados a la parada 09 cambia el paisaje completamente. Las rocas ahora tienen un tinte rosado muy llamativo, pues nos encontramos sobre las rocas del Pérmico. Son brechas y lutitas (rocas arcillosas) de color rojo intenso. Hemos entrado en lo que se denomina Zona Axial de los Pirineos, donde afloran principalmente rocas del Paleozoico.

Parada 09: Aquí se pueden observar las brechas del Pérmico, denominadas “Serie de Baralet”.

Seguimos el camino hacia el oeste, por encima de las lutitas rojas del Pérmico, y nos desviamos hacia el norte, en busca del Ibón de Estanés. Bajamos por un pendiente barranco y continuamos el camino por la orilla meridional del lago. En esta zona el camino discurre por unas calizas negras de edad Carbonífera, que son equivalentes a la caliza de Montaña, omnipresente en algunas de las más altas cumbres de la Cordillera Cantábrica. Después del lago, el camino se dirige al ENE. Unos metros después del puerto de Estanés, se hace la parada 10.

Parada 10: En este punto se puede observar las capas rojas horizontales del Pérmico, dispuestas en discordancia sobre unas areniscas y pizarras oscuras (es el denominado Culm). El Culm corresponde a rocas sedimentarias paleozoicas, que se disponen sobre las calizas negras antes mencionadas, y que se encuentran deformadas por un ciclo orogénico anterior, es decir, presentan estructuras Variscas, que se desarrollaron a finales del Carbonífero. Es decir, ahora vemos rocas con una deformación que no tienen las rocas mesozoicas y pérmicas que hemos visto hasta ahora.

Seguimos el camino hacia el ENE, hasta la parada 11, que se encuentra donde el camino baja a la carretera de Somport, por Francia. Nosotros continuaremos hacia el sur, siguiendo el camino que va por la ladera derecha del valle del Aspe.

Parada 11: En esta localidad se tiene una buena panorámica de Candanchú, donde se reconocen las calizas negras del Paleozoico con pliegues Variscos. Sobre ellas aflora el Pérmico en posición horizontal, discordante sobre el Paleozoico. La caliza de Larra, plegada por la estructura de Sierra Bernera, está a su vez discordante sobre todas las rocas infrayacentes.

En la cabecera del valle del Aspe, al salir del bosque de las Hayas, hacemos la parada 12. Con ayuda de prismáticos, miramos al Este, hacia arriba.

Parada 12: A media ladera se observa la discordancia entre el la caliza de Larra y el Pérmico, que a su vez está discordante sobre la Caliza carbonífea. Por el Sur, el Pérmico está limitado por una falla precretácica (corta al paleozoico y al Pérmico, pero no al Cretácico). Puede tratarse de una falla pérmica sinsedimentaria.

Se continúa el itinerario dando la vuelta al valle del Aspe. En primavera, para cruzar el río puede ser necesario dar algún salto o mojarse un poquito. Tras cruzar el río, se continúa al norte y se gira al este, hacia Candanchú. Si no se ha dejado el coche en la estación de esquí, es conveniente saber que, a las 20,30 horas, desde Candanchú parten autobuses hacia Jaca, que pasan por Canfranc a las 20,45 horas.
 

PARADAS

COORDENADAS

Aparcamiento de Lízara

N42 45 50.8 W0 38 01.3

Parada 01

N42 45 56.3 W0 38 04.3

Parada 02

N42 45 59.3 W0 38 02.9

Parada 03

N42 46 16.0 W0 37 33.8

Parada 04

N42 46 32.3 W0 37 24.9

Parada 05

N42 46 44.5 W0 37 13.9

Parada 06a

N42 46 53.4 W0 37 06.1

Parada 06b

N42 47 01.2 W0 36 58.1

Parada 07

N42 46 56.4 W0 36 03.8

Parada 08

N42 47 04.3 W0 35 40.5

Parada 09

N42 47 32.1 W0 35 11.8

Parada 10

N42 47 52.0 W0 34 45.8

Parada 11

N42 47 56.9 W0 34 07.4

Parada 12

N42 47 04.3 W0 34 11.6

Aparcamiento de Candanchú

N42 47 13.0 W0 32 14.1


Bibliografía

[1] García-Sansegundo, J. (1992): Estratigrafía y Estructura de la Zona Axial Pirenaica en la transversal del Valle de Arán y de la Alta Ribagorça. Publicaciones especiales del Boletín Geológico y Minero, Madrid, v. 102-6 y 103-1-2-3, 167 pág. (ISBN: 84-7840-133-4).

[2] Teixell, A. (1992): Estructura alpina en la transversal de la terminación occidental de la Zona Axial pirenaica. Tesis Doctoral, Universitat de Barcelona, 252 pág.

[3] Teixell, A. (1996): The Ansó transect of the southern Pyrenees: basement and cover thrust geometries. Journal of Geological Society, London, 153, pp. 301-310.

[4] Teixell A (1998): Crustal structure and orogenic material budget in the west central Pyrenees. Tectonics, 17(3), pp. 395-406.

[5] Teixell, A.; García-Sansegundo, J. y Zamorano, M. (1994): Mapa Geológico de España E. 1:50.000, Hoja nº 144 (28-08) (Ansó). Memoria explicativa por A. Teixell., J. García-Sansegundo y M. Zamorano, 62 p. (1994). Instituto Geológico y Minero de España, Madrid (ISBN: 84-7840-177-6).

[6] Teixell, A. y García-Sansegundo, J. (1995): Estructura del sector central de la Cuenca de Jaca (Pirineos meridionales). Revista de la Sociedad Geológica de España, Madrid,  8 (3), pp. 215-228.

 

Comentar este post

Ava Gardner | vibrador 01/05/2012 18:47

el pirineo es fabuloso, esconde rincones preciosos

Victor | gran hermano 11/10/2011 12:04


Precioso paraje, gracias por compartir